Aportes del Turismo al Desarrollo Local Evolución experimentada en la Ciudad de Federación, Argentina

DSpace Repository

Aportes del Turismo al Desarrollo Local Evolución experimentada en la Ciudad de Federación, Argentina

Show full item record

Title: Aportes del Turismo al Desarrollo Local Evolución experimentada en la Ciudad de Federación, Argentina
Author: Wallingre, Noemi
Abstract: Este artículo aporta los resultados de la prolongación de un estudio previo, con el fin de observar la evolución experimentada en el desarrollo del turismo en la Ciudad de Federación, provincia de Entre Ríos, Argentina. Buscó realizar un aporte respecto de la relación existente entre el turismo y el desarrollo local a partir del surgimiento de iniciativas e implementación de políticas y estrategias de desarrollo. La hipótesis afirma que el turismo es una actividad que contribuye al desarrollo local de municipios pequeños. Esta etapa del estudio esta comprendida entre los años 2000 y 2009. Se analizó su impacto socioeconómico relativo al empleo, los emprendimientos e inversiones, y se tuvo en cuenta el aporte reflejado en los beneficios que ocasionó, en particular en la población residente. En síntesis, la investigación se enmarca en el área temática del desarrollo local centrada en la figura de centro turístico, y analizada desde la denominada teoría del sistema turístico.
Description: La investigación sobre destinos turísticos de reciente desarrollo en Argentina y los impactos que producen en el nivel local es escasa. Esa realidad justificó en el año 2004 un primer proyecto de investigación cuya finalidad fue realizar un aporte respecto de la relación existente entre el turismo y el desarrollo local, a partir del surgimiento de iniciativas e implementación de políticas y estrategias de desarrollo en ese tipo de destinos. Este artículo se sostiene en la continuidad de esa investigación basada en el estudio del caso de la Ciudad de Federación, provincia de Entre Ríos. Esta etapa del estudio se extendió desde el año 2000 al 2009 y aporta los resultados de la prolongación del primer estudio, con el fin de observar la evolución experimentada. Para ello, se parte de la hipótesis que afirma que el turismo contribuyó al desarrollo local del municipio de referencia. Se analizó el impacto socioeconómico que la actividad produjo relacionado con la generación de empleos, nuevos emprendimientos y en la inversión en servicios e infraestructura; y se tuvo en cuenta el aporte reflejado en los mayores y/o mejores beneficios para el caso particular de la población residente relacionado con las aspiraciones de mejorar la calidad de vida, aunque también para los turistas. La decisión de enmarcar esta investigación desde la perspectiva y el carácter sistémico, se debe a que, la teoría general de los sistemas ha sido calificada como “la ciencia de las ciencias”, puesto que integra las diversas estructuras y proporciona la posibilidad del manejo de un lenguaje común, independientemente del área de conocimiento científico de que se trate (Molina S. y Rodríguez. S., 1991). Raimundo Cuervo (1967) fue pionero en proceder a abordar el estudio del turismo desde la perspectiva de la teoría general de los sistemas y quien procedió a realizar su adaptación. En 1967 entendió al turismo como un gran conjunto bien definido de relaciones, servicios e instalaciones que se generan en virtud de ciertos desplazamientos humanos. Identificó dentro de este gran conjunto un grupo de subconjuntos, que a su vez pueden subdividirse en otros subconjuntos, a saber: transporte, alojamiento, servicios de alimentación, centros de amenidades y de diversión, establecimientos comerciales relacionados y los servicios complementarios. Como esta primera aproximación no fue muy difundida, en 1979 Neil Leiper (en Acerenza, 1995) retomó este planteo, lo precisó y lo hizo más accesible a través de un modelo gráfico de carácter descriptivo y para quien, desde su punto de vista el turismo “[...] es un conjunto abierto, de cinco elementos, interactuando en un amplio medio ambiente. Siendo estos elementos: uno dinámico, el turista; tres geográficos: la región generadora, la ruta de tránsito y la región de destino, y un elemento económico, la industria turística.” (ACERENZA, M. 1995, pp. 165-205). En el elemento económico involucra las prestaciones de servicios de alojamiento, transporte, alimentos y bebidas, amenidades, entre otras. Todos esos servicios son brindados en espacios territoriales bien definidos, razón por la cual el sistema, además de mantener una estrecha relación funcional, mantiene una relación espacial con los elementos geográficos que lo integran A estas interpretaciones, es oportuno adicionar la necesidad del ámbito institucional constituido por los mecanismos y las políticas públicas y privadas. A su vez, a partir de la existencia de distintas tipologías de desarrollo del turismo, es posible afirmar que en esta actividad conviven varios modelos posibles de desarrollo pudiendo, según su enfoque, ser más incluyentes o excluyentes. Una de esas posibilidades es la que esta relacionada con el desarrollo del sector que integra y beneficia, en mayor o menor medida, a toda la comunidad residente y aspira a una mayor equidad social. Procura el desarrollo integral armonizando el empleo del territorio y el patrimonio, con la implementación de infraestructuras y servicios que permitan concertar el estándar de vida requerido por la comunidad local con la lógica de la rentabilidad. Esta es la alternativa que se sostiene en los fundamentos y características del desarrollo local (Wallingre, 2009). El desarrollo local es “el complejo proceso de concertación entre agentes, sectores y fuerzas que interactúan dentro de los limites de un territorio determinado con el propósito de impulsar un proyecto común que combine la generación de crecimiento económico, equidad, cambio social y cultural, sustentabilidad ecológica, enfoque de género, calidad y equilibrio espacial y territorial con el fin de elevar la calidad de vida y el bienestar de cada familia y ciudadano que lo habita.” (Enriquez, en Llorens, 2002). Desde este marco, se optó como unidad territorial de estudio por el centro turístico de estadía. Consiste en un conglomerado urbano (receptor) al cual los turistas regresan todos los días y visitan el mismo atractivo donde practican deportes y realizan sus actividades preferidas (Wallingre N. y Toyos, M., 2010.) Un último aspecto consistió en interpretar la tipología de desarrollo, el tipo de organización y funcionamiento adoptado, así como la etapa del ciclo de vida en que el destino se encuentra. Para esos casos se siguió las propuestas de tipologías de desarrollo adoptadas por Pearce (1991) y agrupadas, -según su enfoque respecto del surgimiento y evolución a partir de tener en cuenta las características de los empresarios turísticos, el recurso por ser desarrollado y la forma de desarrollarlo así como el contexto del desarrollo y su organización espacial-, en espontáneo, planificado, extensivo, integrado, catalítico y dependiente. Además, se consideró los modelos de Cordero (2003): modelo A o de enclave, tendiente a ser de carácter excluyente; modelo B o de participación local y con un enfoque excluyente; y modelo C o combinado en el que conviven los anteriores. Se hicieron extensivas a las tipologías de destinos según la oferta expresadas en Ejarque (2003) como de destinos contenedores, los que si bien cuentan con atractivos relevantes no poseen políticas de incentivo al turismo; destinos-producto, aquellos que por sí mismos constituyen un producto porque desarrollan y garantizan prestaciones, atractivos y diversión; y destinos difusos, cuando los productos y atractivos no están integrados entre sí debido a la falta de coordinación, y como resultado no cuentan con una personalidad clara en el mercado. Finalmente, según el tipo de captación de demanda se diferencian entre destinos de larga o corta distancia. Para la organización y funcionamiento que un destino puede adoptar se procedió a evaluarlo a partir de Tamma (en Ejarque, 2003) en modelos de destinos ONE-to-one caracterizados por la fragmentación, falta de colaboración y espontaneidad en las empresas involucradas; de paquete, también denominado de dependencia, cuando la organización y comercialización se centralizan en los tour operadores; y de tipo network o de red, también denominado de integración, cuando se caracterizan por ofrecer una red de servicios, empresas y propuestas entrelazadas y conectadas, desarrollados por las empresas locales del destino que ofrecen y promueven una identidad precisa.
Date: 2013-03-22


Files in this item

Files Size Format View Description
Aportes del tur ... cal (Federación 2010).pdf 542.0Kb PDF Thumbnail articulo completo

This item appears in the following Collection(s)

Show full item record

Search DSpace


Browse

My Account